Adrien Brody sobre “Por qué nunca es demasiado tarde para convertirse en un artista”

Posted on Updated on

brody

By: Alexander Forbes from artsy.net

Traducido al español por: @brodyfansite

 

En 2002, Adrien Brody se convirtió en la persona más joven que jamás haya ganado un Premio de la Academia al Mejor Actor, a los 29 años. Es un nombre muy conocido por su papel como pianista y compositor polaco Wladyslaw Szpilman en The Pianist de Roman Polanski. Desde entonces ha protagonizado películas como The Darjeeling Limited (2007) de Wes Anderson y The Grand Budapest Hotel (2014), el remake de Peter Jackson de King Kong (2005) y Midnight in Paris (2011) de Woody Allen. Pero hace dos años, Brody decidió que era hora de dedicarse a una pasión que había descuidado hacía tiempo: la pintura.

Sucedió por casualidad. Un amigo de Brody, un artista francés, le había prometido pintar una pieza de arte. Después de cuatro años, y un período pasado fuera de tacto, decidieron reunirse finalmente para que el trabajo fuera terminado.

Le construí un lienzo grande, lo medí en la pared”, recuerda Brody. Compré algunos lienzos adicionales en caso de que quisiera hacer algún trabajo adicional y jugar alrededor. Pensé que podría ayudarlo. Y así, mientras él estaba pintando, empecé a pintar algunas cosas también. (El amigo de Brody fue firme en que el actor tenía que continuar.

En Noviembre de 2016, estábamos en Shanghai en el ART021, un mega evento de arte, y veíamos como Brody relataba este regreso a una creatividad inactiva que a menudo había pensado en retomar de nuevo, pero nunca llegó a la independencia.

“La pintura era algo que yo amaba y soñaba con volver un día, pero nunca lo hice. Creo que mucha gente tiene eso: tal vez ellos son talentosos en la guitarra o suelen cantar o solían dibujar “, dijo el actor de 43 años, echando un vistazo a los trabajos que estaba presentando en la feria en una colaboración con La organización sin fines de lucro Teach for China.

Brody había donado una de las piezas -una pintura lacada de un pez, cubierta de goteos de pintura a la Pollock (caridad, que envía a graduados chinos y estadounidenses a enseñar en escuelas rurales de China).

La pintura era algo que Brody inicialmente intentó seguir profesionalmente.

“Yo había aplicado a la escuela de arte y fue rechazado”, relata. Como tantas personas que descuidan o abandonan las pasiones creativas, el joven Brody fue impactado por ser rechazado.

“Es desalentador de alguna manera cuando el establecimiento o maestros critican tu trabajo o descartan tus habilidades. Inevitablemente lo tomé personalmente, especialmente en mi adolescencia. Uno está en una edad joven donde se está soñando pero tú eres naturalmente inseguro. Las ideas y sentido de sí mismo, no están allí. “

La sesión de pintura espontánea del actor llegó en un momento particularmente oportuno.

“He estado trabajando mucho como actor y productor, acabo de estar inmerso en todo eso”, dice. Pero gratificante como era este trabajo, le dejó otro impulso:

“Estaba lleno de deseo de expresarme independientemente. La pintura me permite hacer eso sin la carga de tener un guionista, una conversación sobre un guión para ver qué me conviene más, encontrar un cineasta que me eleve, y tener un editor, productores y el equipo de marketing que al final editan y cambian el trabajo que he hecho y luego se convierte en algo más, pero con mi nombre en él. Eso es lo que hago”

Al igual que cuando perdió 30 libras y cortó lazos con su vida personal en preparación para su papel de músico polaco-judío huyendo de los nazis en El Pianista, Brody ha saltado a su carrera artística con gusto. Y ha sido prolífico.

En Shanghai, durante su presentación el artista comentaba:

Los peces que están sentados reflejan la degradación de nuestro ecosistema y la forma en que nuestras vidas de ritmo rápido y consumidas por la tecnología nos han llevado a descuidar nuestra conciencia espiritual interna.

En anteriores cuerpos de trabajo, Brody ha creado piezas de arte en forma de animales de peluche disfrazados de pandilleros para comentar cómo la degradación de la familia nuclear en contextos urbanos ha contribuido a un perpetuo ciclo de violencia, también ha pintado hamburguesas y hot dogs en un guiño a las formas en que la cultura de la comida rápida refleja una miopía más general cuando se trata de calidad de vida, salud y medio ambiente.

En última instancia, su trabajo es acerca de la auto-realización más de lo que es aclamación pública.

Si alguien lo aprecia o no, está bien, es subjetivo. Pero viene de mí y es maravilloso. El proceso en sí fue tan emocionante y divertido.

Brody atribuye su aventura artística a sus padres.

“Vengo de una familia de artistas”, dice. “Mi madre [Sylvia Plachy] es una fotógrafa, y en un nivel artístico y espiritual ella es realmente una luz guía para mí. Y mi padre es un pintor muy talentoso.

El padre de Brody comenzó a pintar con seriedad después de retirarse de su trabajo como maestro de escuela pública. El actor recuerda a su padre retirándose al ático de su casa de Queens para pasar tiempo con su caballete y aceites.

“Mi dedicación a una vida de búsqueda de resultados creativos es algo que vino de mis padres. Me nutrieron y me apoyaron haciendo algo que nunca iba a ser fácil. Me han dado el coraje de tomar riesgos de forma creativa y seguir algo sin que exista un objetivo de éxito”.

La intención que Brody aporta a su trabajo es intachable -especialmente la forma en que lo ha organizado para recaudar fondos significativos para las organizaciones benéficas.

Debo haber superado un millón de dólares en donaciones el año pasado“, dice Brody.

Además de sus contribuciones a Teach for China, ha ayudado a beneficiar iniciativas medioambientales, de investigación AIDs y otras organizaciones juveniles, trabajando con su colega y coleccionista de arte Leonardo DiCaprio, el verano, para la subasta anual de DiCaprio en St. Tropez donó una de sus más importantes obras de arte.

Estoy emocionado. Tú sabes, todo es parte de un panorama más grande “, dice.

Eso no quiere decir que la actuación la deja un poco de lado para seguir su trabajo artístico, todo no ha venido sin sacrificio.

“Obviamente he puesto un montón de mis ganancias como actor durante dos años para trabajar en lo que hago creativamente y para perseguir una mayor comprensión de mí mismo y un compromiso de guiarme”, dice.

Pero Brody también señala que la apertura emocional y la conciencia interior es más profunda y, que tanto la actuación como la pintura crean y fertilizan a la otra.

Actuar, dice Brody, siempre será lo primero para él.

Soy un actor y estoy destinado a ser actor. Yo ya era un actor cuando fui rechazado de la escuela de arte. Pero con la pintura, revivió un sueño que una vez fue puesto en espera, y también pretendo dar un ejemplo poderoso para otros que pueden estar albergando pasiones creativas insatisfechas.

By: Alexander Forbes from artsy.net

Traducido al español por: @brodyfansite

 

See more about Adrien Brody’s art work HERE

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s